El carbono

No podemos fiarnos de nada. Estos días, los últimos, hemos disfrutado de muy buen tiempo pero lo que ayer era bueno hoy no lo es. Son las 12 h. y lloviendo, pero lloviendo, y con frío.

Pero pensándolo con amplitud, estos cambios de clima son la esencia de la vida. La lluvia de hoy es fuerte, tormentosa, y va a limpiar la atmosfera de la arena del desierto del Sahara que durante semanas nos ha estado cegando y emborronando la vida. Sería perfecto que apareciera una buena tormenta con aparato eléctrico que ionizara el aire y lo purificara.  

Con la lluvia que está cayendo, cuando salga el sol, todas las plantas pondrán las hojas tiesas y comenzaran a desarrollarse con seguridad.

Cuando pienso que la Tierra, ha necesitado 4.543 millones de años para estar como está, con millones de seres del reino animal y millones  del reino vegetal, que el big bang ocurrió hace 13.400 millones de años y que la vida media de un agujero negro en años, es de un 1 y 34 ceros, (calcule) en términos astronómicos vivimos milisegundos. Y lo peor, los vivimos siempre pendientes de un hilo. Siempre preocupados por mil y un tema.

Una de mis preocupaciones diarias, como saben, por el ‘tostón’ que vengo dándoles, es el sol y el tiempo. La vitamina ‘D’ la tengo baja y, seguramente, de natural, necesito el sol todos los días. Sí, también a mí, me parece una rareza que en la producción de la vitamina ‘D’ intervenga el sol.  Como ven la Naturaleza no tiene reparos en usar lo que tienen ‘a mano’ para que la vida siga.

No soy científico, lo mío, lo que mejor hago, es ser amigo, pero me devano los sesos pensando como una microonda llegada del sol, en combinación con el colesterol que tenemos bajo la piel, pueden producir vitamina ‘D’. Un misterio, ya le digo.

Pero si se siguen fijando, en nuestro organismo se encuentran al menos veinte minerales de los existentes en la Tierra. Somos hijos de las estrellas. Las ciudades, por muy grandes que sean, están construidas con materiales que existen en la Tierra lo mismo que los transistores y circuitos integrados, con los que ha sido posible el extraordinario desarrollo de la tecnología en general  y  el alma de teléfonos móviles, se han construido con carbono, mineral que existente en la Tierra.

El carbono, es la base de la vida, es uno de los elementos más interesantes que conocemos y, seguramente, el más importante.

En estado puro y dependiendo de cómo estén dispuestos sus átomos, el carbono puede formar tanto el mineral más duro que se encuentra en la naturaleza, el diamante, como uno de los más blandos, el grafito. 

Tengan un hermoso día.

En mi Quinta 19-03-2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.