Viajaremos a Marte?

Antes que Galileo Galilei inventara el telescopio la Iglesia pensaba que todos los planetas, incluido el sol, estaban habitados. No se entiende que la Iglesia, cuando Galileo inventó el telescopio, se negara a ‘mirar’ el Universo a través de él.

De entre todos los planetas ‘habitados’ los que más pasiones levantaron fueron, por su cercanía, Marte y la Luna. La existencia de canales construidos por ingenieros marcianos despertó el interés y la imaginación de los imagineros terrícolas. Se escribieron libros, se realizaron películas y se hicieron transmisiones radiofónicas dando cuenta de la invasión de la Tierra por imaginarios marcianos. Lo más curioso, muchos lo creyeron.

La luna, hasta que apareció el telescopio, tenía mares, maravillosas playas,  grandes montes y sí, estaba poblada de selenitas, todos rubios/as, altos y muy delgados. Seguramente, por la misma razón, a la vista de lo ocurrido con el astronauta que por primera vez visitó la Luna, en el año 1969, que debido a su baja presión, 1.62, el visitante a pesar del pesado equipo que portaba flotaba.

En la Tierra, con una presión de 9.8  además de ser, comparativamente chaparros comparados con los imaginarios selenitas, nos mantiene pegados al suelo con una presión de 17.500 kilos y no nos aplasta gracias a nuestra presión interna que contrarresta la presión atmosférica,  pero bueno, son cosas de la evolución.

Marte con una presión atmosférica de 3.7, sus habitantes, cuando los tenga, para mantenerse en contacto con el suelo, tendrán que ir equipados con un traje de buzo o piedras en los bolsillos

Con la llegada del telescopio y las mejoras que, rápidamente, se realizaron en él, se descubrió que la Luna carece de atmósfera, no tiene aire y es inhabitable, y se fue deshaciendo el sentimiento de vecindad que, hasta entonces, disfrutábamos.

Actualmente, siempre ocurre, la imaginación se encuentra más desarrollada que la tecnología y, en este sentido, varios gobiernos, no sólo el de EE.UU y Rusia, y grandes Empresas, tiene sus ojos puestos en el desarrollo de ciudades habitadas en Marte y la Luna. Se estima que en 2030 ya habrá habitantes en Marte.  Primero, imagino, viviendo en hogares UVI y después, si consiguen modificar la atmosfera de Marte, en ciudades increíbles. Y…., ahora, si les parece, ponemos los pies en la tierra.

Lo leído hasta aquí lo escribí el jueves 27 de Mayo. El viernes lo dediqué a investigar para conocer mejor el Gas Metano. Si no hay Gas Metano en Marte, no hay vida y si lo hay, hay que comprobar qué lo produce. El viernes, en el telediario de las 21 horas, Antena 3, daba la noticia de que se va a construir una ciudad en Marte.

El sábado y el domingo los dediqué a la búsqueda de la noticia en la prensa y también en  su sección de ciencia y tecnología sin conseguirlo. Busco en YouTube y encuentro información de la construcción de una ciudad que supongo la noticia de A-3.

Nada que ver con nuestras ciudades. La ciudad que proyectan construir tendrán viviendas de 32 m2 que la utilizaran  para dormir y poco más, y una gran casa, para no sé cuántos habitantes, donde se encontrarían el Restaurante, Centro Cultural, Gimnasio, Parlamento y otras Entidades Comunitarias. Nada de hacer comida en la vivienda, qué disparate. Parece que todo apunta a que la comida será como aquí, que ya estamos acostumbrados, verduras criadas en invernadero propio, comunitario, y las proteínas tienen previsto conseguirlas mediante la crianza de insectos. Buen recuerdo guardarán de los chuletones de Ávila y el jamón ibérico de Jabugo.

Me parece muy buena idea. La ciudad silenciosa y no contaminada para dormir, y el ruido y otros contaminantes, bajo control. Pura imaginación.

Aunque la idea que se maneja actualmente es que los terrícolas que se aventuren a ir a Marte, no tendrán posibilidad de volver a la Tierra, creo que no ocurrirá así. Los OVNI nos están visitando desde siempre y aparecen y desaparecen como una centella.

Los que no crean en los OVNI, que los hay, deben dar una vuelta, on line, por las pinturas rupestres existentes en una cueva que fue vivienda de nuestros antepasados en África. Las Cuevas Rupestres de África. En algunas pinturas aparece un diminuto ovni en el fondo, en la lejanía, pero hay una pintura, que toda ella, ocupa a un Platillo Volante y un astronauta equipado con un deposito a la espalda que yo, que he nacido 40.000 años después de ser pintado, imagino de oxigeno u otra gas que necesitara el extraterrestre para vivir en este mundo.

Los OVNI aparecen y desaparecen en el cielo de todo el mundo y siempre nos sorprenden por  la rapidez que lo hacen. Desaparecen después de permanecer estáticos en el cielo, todo el tiempo que ellos deciden. Pueden viajar más lento que un gato de yeso o más rápido que un relámpago y, además, no hacen ruido y  se ríen de sus perseguidores, nunca los alcanzan porque se desintegran y desaparecen, se hacen invisibles a su perseguidor.

Tienen la facilidad de aparecer, cuando se integran y desaparecer cuando se desintegran y volar, cuando es necesario, a la velocidad de la luz.

Los aficionados a leer temas de Tecnología y Ciencia saben que los objetivos de la Humanidad, para los próximos años son muchos. Los que recuerdo en este momento son ‘internet de las cosas’ y el desarrollo del Teletransporte.

La luz con la que vemos las cosas es una frecuencia dentro del espectro de ondas producidas por el sol que el mundo científico llama ondas visibles porque estas ondas, por su frecuencia, son detectadas por nuestro receptor, los ojos. Tenemos otro receptor, éste de frecuencias bajas, 50-12,000 c/s, el oído.

Mediante la frecuencia apropiada y satélites se puede establecer de forma permanente, un enlace que haga de  trasportador de información, entre dos puntos del espacio, en este caso entre la Tierra y Marte, se encuentren donde se encuentren, cualquier punto de su órbita de traslación alrededor del sol. Estoy firmemente convencido que, en algún momento, el transporte, todo el transporte que se haga en este y otros mundos, se realizará por medio del teletransporte. Hacerlo como lo estamos haciendo, desde que el mundo es mundo, es un disparate, aunque sea lo que tenemos.

Lo más complicado, aunque los OVNI lo tienen solucionado, es descomponer el objeto a teletransportar en átomos y codificarlos de forma segura para teletransportarlos a un nuevo destino y una vez en destino volver a componerlo automáticamente. La codificación segura de datos la estamos utilizando en las comunicaciones desde que se inventó el código binario de ceros y unos.

Pasen un hermoso día.

En mi Quinta 31-05-2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.