Se terminó el veraneo

Hoy me apetece ‘ocuparme’. He dado por terminado el veraneo. Para mí, veraneo  es estar en un lugar fresquito, diferente al habitual,  todo el verano.

Los últimos días he terminado de leer dos libros de la Luna, ‘Las mil caras de la Luna’ y ‘El libro de la Luna’ y tengo un cacao y empacho de Luna que para qué. No, no voy a escribir ni una letra de la historia de la Luna a pesar de ser un satélite, el nuestro, apasionante. Piense que pasaron miles de millones de años sin que nadie la mirara. Nació cuando nació la Tierra y la Tierra estuvo miles de millones de años sin habitantes, sin mirones, y ahora, desde el año 1609, que se inventó el telescopio, tiene mirones en todos los lugares. Uno de ellos soy yo.

La historia del telescopio es sumamente interesante. El telescopio, como todo que crea el hombre, ha sufrido mejoras desde el año 1609 que se inventó hasta nuestros días. El más potente se encuentra en Hawái en el monte Oumuamua.

Desde el principio del telescopio,  el hombre que ha mirado la Luna, o Marte, ha creído ver cosas que luego resultaron equivocadas. Recientemente, hace unos años, en el más potente telescopio, el instalado en el monte Oumuamua de Hawái, una noche, el astrónomo que operaba el telescopio, detectó lo que creyó ser un objeto extraterrestre orbitando alrededor del sol, a 150 millones de Km. Gran revuelo científico. La  ciencia había descubierto el primer objeto extraterrestre. El resultado final, con gran decepción científica, resultó ser un pedrusco con un tamaño de dos campos de futbol.

Lo mismo ha estado ocurriendo desde que existe el telescopio. Los astrónomos que los han manejado, cada vez, con mejores telescopios, en su afán en ser los primeros ‘en descubrir’  han estado viendo lo que no existía, engañándose ellos y a nosotros.

Esta engañina que se ha mantenido desde siempre, termina cuando la NASA decide enviar hombres a la Luna. Para elegir el punto de alunizaje de su primera nave tripulada envía otros vehículos a orbitar la Luna y a cartografiarla para elegir el mejor lugar. Eligieron para alunizar el Mar de la Tranquilidad y se terminaron para siempre los misterios, la Luna se conoce ahora como la palma de la mano.

Repito, ya lo he comentado en un relato anterior, a la Luna la van a dotar de tres satélites de comunicaciones orbitando alrededor de ella y GPS.

Tengan un hermoso día.

En mi Quita 01-10-2021

En www: blog de pepe arnau

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.