La tecnología

Hace algún tiempo publiqué un relato en el que explicaba, según creía, cómo se desarrollaría, o sería, el futuro tecnológico con la aplicación y uso de la tecnología 5g o Internet de las cosas.

Todo lo que contaba era futuro. Ya ha llegado el futuro, está con nosotros. Mañana será otro.

La pandemia, además de enfermarnos, nos ha obligado a acelerar el futuro por nuevas necesidades imposibles de atender de otra forma. Nos hemos acostumbrado a usar la tecnología de la forma más natural que existe. La tecnología nos esperaba, y nosotros la hemos ido aceptando de forma natural. Todos hemos deseado tener un teléfono móvil en algún momento. Nadie puede imaginar, en su totalidad, cómo hubiera sido el encierro provocado por la pandemia si no hubiéramos tenido las RR.SS y el teléfono móvil y, lo más importante, lo que no vemos ni imaginamos, una red de enlaces que ha podido soportar este inmenso tráfico con calidad y seguridad, sin pestañear.

Para muchas personas, acostumbradas a no asombrarse de nada, seguramente, no se les ocurre pensar que el teléfono móvil, para poder usarlo, necesita otro teléfono móvil en cualquier lugar del mundo, y una red de enlaces capaz de conectarlos de forma automática.

Tengo un conocido, escalador, que cuando se encuentra escalando el Monte Everest (Nepal) 8.848,86 mt. que si, cuando lo llamo, puedo verlo y hablar con él es porque desde mi casa hasta el Everest , aunque le cueste creerlo, siempre hay un enlace libre para que cuando sea necesario, como en este caso, se pueda establecer la comunicación a través de satélite, radio o fibra óptica, con la velocidad (antes Banda Ancha y ahora 5g (quinta generación)) necesaria para poder transmitir imagen y sonido simultaneo. Impensable hasta ahora.

El tele trabajo, impuesto por la pandemia, es una actividad que se puede realizar, a cualquier hora, desde casa o desde cualquier lugar del mundo, gracias a grandes Centros de Datos, llamados Nube, donde guardar nuestros datos y recuperarlos, desde cualquier lugar del mundo, en el momento que deseemos tele-trabajar. Ya existe tele-trabajadores en lugares paradisíacos en lugar de hacerlo desde su domicilio.

‘Internet de las cosas’ es el nombre que se ha dado a la red 5g. Esta red se conectará con las cosas de nuestro domicilio o, mejor dicho, las cosas se conectaran a esta red. Por ejemplo, si tiene conectado el coche a esta red, podrá preguntarle, desde su teléfono móvil, una serie de datos, antes de emprender el viaje, que le asegure que el coche no tiene problemas de funcionamiento, incluso, la presión de los neumáticos. Lo peor, el coche se conectará con Vd. para informarle de cualquier problema que aparezca. Si, por ejemplo, durante la noche se desinfla un neumático, antes de que se levante de la cama, le avisará para que acuda en traje de faena.

Cuando el ascensor no funcione, el ascensor le contará la intemerata para convencerlo de que se encuentra fuera de servicio y que lo mejor, para Vd., es que viaje por la escalera.

El frigorífico, lugar íntimo, le informará que el jamón, tanto el serrano como el jabugo, se ha terminado y las existencias de queso, chorizos y mortadela de aceitunas se encuentran al mínimo y, ni corto ni perezoso, le dirá que va a llamar al supermercado para reponer, sin que Vd. pueda impedirlo.

Por el teléfono móvil, recibirá información, a la hora que Vd. haya establecido, de la temperatura de su vivienda y le preguntará si la activa para cuando Vd. llegue se encuentre a temperatura deseada.

No me diga que no va ser más feliz. Hombre, primero tengo que acostumbrarme a oír voces sinceras, las de mis cosas, y cuando me digan algo no tendré que pensar si es verdad o mentira y nuestras charlas serán amigables. Cuando la aspiradora me diga, por ejemplo, que tiene el filtro con mucha caquina y no puede limpiar bien, en vez de renegar lo limpiaré. También veo atractivo que mis cosas y yo hablemos coloquialmente. Por qué no va ser interesante que pueda charlar amigable y coloquialmente, como uno más de la familia, con el horno, la TV, el frigorífico, la fregona, la aspiradora, etc.

Hoy es el futuro de ayer y también de mañana.

Pasen un hermoso día.

Desde mi Quinta 15-1-2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.