El futuro humano

El futuro humano

Aunque todavía es verano, el día amanecido ‘encapotao’ y si bien es apacible y no frio, me encuentro mejor encerrado que a la intemperie, es mi condición. Si el día fuera como ayer yo habría hecho lo mismo que ayer, ‘no pisar mi sitio de escribir’. Casi todos tenemos, por lo menos, un sitio.

El mundo científico tiene mucho interés en mejorar la vida de las personas a pesar de la gran inversión necesaria. No es que vayamos a vivir mas años, que también, sino con mayor calidad de vida. Dicen los científicos que, si rejuvenecen nuestras células, es decir, si las ‘pulen’ quitando todas las manías que, durante todos nuestros años vividos han contraído, viviremos más jóvenes, con todos nuestros órganos rejuvenecidos y, seguramente, más años.

Otros científicos creen que, si prolongamos la vida, al ritmo actual de crecimiento, ya somos 8.000.000.000 habitantes, la Tierra será incapaz de producir el alimento necesario. ¡¡¡Vaya mundo que les vamos a dejar a las generaciones futuras!!!

Pero hay otros científicos que han desarrollado otra forma de cultivar, prácticamente sin agua, con un rendimiento espectacular sin necesidad de sol y sin importar la temperatura del lugar. Imagino que esta tecnología la utilizaran los primeros habitantes de la Luna y Marte.

Otros científicos creen que las necesidades de proteínas necesaria para la vida de los millones de habitantes actuales, y los del futuro, que poblaran la Tierra no procederá del reino animal. Ya se están creando proteínas, por fermentación, para infinidad de productos que ya consumimos sin modificar el sabor ni la textura. Lo mejor es que la producción de proteínas, por fermentación, no tiene límite de cantidad. Se pueden fabricar las necesarias con bajo costo económico.

Pero hay otros científicos que no se andan con chinitas y proponen ante una hipotética escasez de alimentos, modificar nuestros ADN para que las personas del futuro sean más pequeñitas y de esta forma consumir menos alimentos.

Si echamos la vista atrás veremos los pocos científicos, comparativamente, que se dedican a mejorar, o curar, la enfermedad del Alzheimer, demencia que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento.

Y así, con el paso del tiempo, veremos a mujeres de 90 o más años, con unos pechos preciosos y a hombres con un pene como la Tizona del Cid y no sabrán para que sirve.

Pasen un hermoso día.

En mi Quinta 21-09-2202

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.