La escritura y la tecnología.

Recuerdan Vds., cuando todo, pero todo, se hacía a mano?, si todo. La palabra ‘automático’ todavía no se había inventado. Lo automático, que todo sea automático, me produce  cierta inutilidad.

Antes de avanzar con el relato, un par de ejemplos; antes mi escritos los hacía con letra cursiva, todas las letras del mismo estilo, misma altura y muy ordenado.  Ahora, lo poco que escribo a mano, pasados unos minutos no lo puedo entender. Aunque los movimientos de la mano son, aparentemente, los mismos que hacía antes, porque escribir no se olvida, ahora, las letras se apiñan entre ellas y no lo puedo entender.

Las operaciones matemáticas que lo normal era realizarlas manualmente, con lápiz y papel, porque se podía borrar y utilizar el mismo lugar para seguir operando y, además, era un ejercicio que me gustaba, ahora, desde que llegó el teléfono móvil, se me han olvidado.

Nuestros contactos telefónicos que antes recordabamos con facilidad, desde que apareció el móvil, sin el móvil, no recordamos el número telefónico de nadie.

Para los habitantes del Mundo, cuando apareció la escritura, también apareció la lectura y fue una revolución que no sospecharon en aquel momento, cuando pocos sabían escribir y leer. Lo mismo ha ocurrido nosotros, los actuales, cuando aparecieron el ordenador e Internet. Al principio a todos nos daba repelús, y muchas dudas, de aquella milagrosa máquina y ahora, que les voy a decir, lo usamos los grandes y  chicos para todo, y lo que vendrá.

Cuando, como ahora, estoy delante del teclado del ordenador, en el teclado veo el alfabeto que los fenicios inventaron hace 6.000 años y fue el comienzo de la historia escrita de la Humanidad. Toda la historia anterior a la escritura, que es mucha, es la prehistoria.

El mismo teclado, la distribución o colocación de las letras, no es una casualidad, tiene su historia. Cuando apareció la máquina de escribir se podía escribir más rápido que a mano pero tenía un problema: al aumentar la velocidad de pulsación las varillas que contenían las letras chocaban unas con otras y se atascaban. En el tiempo de pulsar y retirar se podía pulsar otra tecla contigua y ralentizaba la escritura. Se solucionó cambiando algunas letras de lugar y dio origen al teclado QWERTY llamado así por ser éstas las primeras letras con las que comienza la primera línea de teclas.

Cuando los ordenadores aparecieron, que serían los continuadores de la máquina de escribir, para no confundir a los usuarios, era más sencillo dotar a los ordenadores con la configuración del teclado  de la máquina de escribir, que los usuarios ya conocían, que diseñar otro totalmente distinto. Ahora no había limitaciones de ningún tipo.

Tengan un hermoso día.

En mi quinta 26-04-2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.