La Naturaleza es así.

Hoy, día segundo de Pascua, lo voy a dedicar, si no surge algo mejor, a pensar en algunas de las  estrategias que la Naturaleza emplea para que el mundo siga siendo como es.

Los percebes, con pinta de pata de cabra o arbolito recién llegado al mundo, se encuentran fijos, sin moverse durante todo su vida del mismo lugar.  Cuando los comemos, porque están riquísimos, nunca pensamos cómo harán, estos habitantes de la tierra, para reproducirse. La Naturaleza, que nunca se anda con rodeos para que nos multipliquemos, en este caso, ha dotado a los percebes de un miembro viril  de longitud variable. Su longitud, que puede variar varias veces al día, dependiendo de la fuerza del oleaje, hace posible  apareamiento. No puedo imaginar el romanticismo con un oleaje tan fuerte.

Las cigarras, esas, las que no nos dejan dormir la siesta, mientras ponen sus huevos en las hojas de los árboles. Cuando rompen el cascarón, ya gusanitos, se introducen en la tierra y tardan diecisiete años en salir de ella. Se hacen mariposa, nos deleitan con sus canciones, ponen huevos y se repite el ciclo. La naturaleza, a veces, no tiene prisa, es lo que parece, pero a lo mejor esto es así porque las cigarras, además de darnos ‘el tostón’ con sus canciones, intervienen y hacen posible el nacimiento de otras criaturas.

Los caracoles, a estos sí que la Naturaleza los ha dotado de facilidades. Seguramente la Naturaleza, por tener un caminar muy lento y no exento  de peligros, ha decidido que cuando encuentren pareja y hagan el amor, los dos traigan caracolitos al mundo. El amor no creo que lo sientan, este sentimiento sólo lo sentimos los humanos por razones lógicas. Como los nenes venimos al mundo muy, pero muy prematuros, si no apareciera, en nosotros, el amor, abandonaríamos el recién nacido a su libre albedrio y moriría. Ya digo, la Naturaleza lo tiene todo pensado.

Para que se carcajeen, el bambú tarda en florecer cien años, si ha leído bien, florecen, pierden las hojas y mueren.  Pero no se me entristezcan, sus múltiples raíces consiguen que se reproduzca y otra curiosidad, sólo crece durante un el primer año y será esta altura la altura de la planta durante su larga vida, Supongo que esto se debe a un capricho de la naturaleza que, seguramente, también los tendrá.

Lo dejo aquí, hay que estar preparados para el año que comienza dentro de unos días. Ah, mañana es el día de los Santos Inocentes.

Pasen un hermoso día.

Percebes
Caracol
Bambú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.