En Marte

Hoy comienzo mal. Esta noche he soñado que vivía en Marte y muy mal, he estado todo el sueño masticando arena.

Los días en Marte son, prácticamente, igual de largos que en la Tierra y los años son el doble de largos. La posición de Marte en el espacio está mucho más alejada del Sol que la de la Tierra. Mientras que la Tierra tarda 365 días en recorrer su órbita alrededor del sol, Marte tarda cerca de 700 días terrestres. Este dato, en mi caso, no tiene mayor recorrido y termina aquí. Ahora, en Marte, tendría 45 años y, aunque puedo, no quiero imaginar.

Marte fue cartografiado en HD desde el espacio y su superficie se conoce ‘al dedillo’. En el hemisferio norte terreno llano, todo llano, y en hemisferio sur cráteres, mucho cráteres y algunos con alturas superiores a  20 Km. Se cree que la baja presión en la superficie de Marte facilito que algunos cráteres alcanzaran esta altura.

Marte es el lugar perfecto para vivir un romance, tiene dos lunas, Febos y Deimos. Como Marte, antes y después de que apareciera el telescopio, ha sido el planeta rojo más misterioso que existía y sobre el que se vertieron más fantasías, imagino que en previsión de lo que pudiera ocurrir capturó dos lunas.

Cuando pienses que debes ir a Marte, piensa también que allí no hay mares, ni gambas, rodaballos, centollos, atún rojo, etc., ni plancha, ni oxígeno para prender la barbacoa. Si te decides a ir te recomiendo que te hagas un nudo en el estómago y tu ánimo se prepare para comer comida imaginativa y misteriosa y beber tú propia orina después de sufrir un fuerte lavado.

Mientras esta situación arruina tu viaje olvida las cañas, bolitos o claras de cerveza muy fría como aperitivo antes de las comidas. Y no quiero hablarte de ‘mojitos’ o gin-tonic para la sobremesa.

Lo peor, sí, siempre hay algo peor por peor que éste sea. Olvida que tenías coche, de Marte no puedes volver.  Esto sí es una putada. Y otra putada es que tu gran ilusión de ser ‘de los primeros que fueron a Marte’ está desapareciendo, empujada por el sacrificio.

 Otra de las cosas que debías estudiar es si no sería mejor esperar a que se organicen los viajes a la Luna, más que nada por su aproximación a la Tierra 384.400 Km. frente a los 54,6 millones de Km. a Marte.

Si eres amante de cosas nuevas y la tecnología, como imagino, habrás visto que la prensa de hoy, ‘EL MUNDO’, publica una noticia importante para los futuros habitantes de la Luna, que supongo conoces. Pero, por si no lo conoces, te digo que se está trabajando para poner en órbita de la Luna una serie de satélites para facilitar las comunicaciones entre la Tierra, los habitantes de la Luna y  entre ingenios electrónicos instalados en la Luna con base de operaciones en la Tierra. Y no te pasmes, van a instalar un GPS lunar. Sí, lo sé, es muy fuerte. Y más….tener Internet y  las Redes Sociales en la Luna será pan comido.

De las viviendas, que  ya se encuentran fabricadas, no te cuento como son por surrealistas.

Pasen un hermoso día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.