La tierra y su equilibrio

La tierra es un poco como el cuerpo humano; su temperatura es muy equilibrada, y cuando se pone un poco fuera de sintonía, pueden suceder grandes cosas. En el caso de nuestro planeta, los gases en la atmósfera juegan un papel vital en el mantenimiento de este delicado equilibrio, de la absorción y emisión de todas las radiaciones electromagnéticas (microondas, ondas infrarrojas, luz ultravioleta y luz visible, por ejemplo) que llegan la superficie de la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.