El oro que vendrá

Dentro de poco tiempo los enamorados, que siempre existirán, regalarán a su enamorada lingotes de hierro y objetos varios que serán más caros y distintivos de buen gusto y poderío económico, que los de oro. El oro, vamos a tener tal cantidad que todo será de oro y ordinario.

La mente humana, la ciencia, la tecnología son un trio que convenientemente combinados pueden ser terribles. Que les parece si les digo que se han puesto, juntos, a mirar el firmamento a través del Telescopio Espacial Hubble que nos muestra una imagen del 16 Psyche, el asteroide de 225 kilómetros de ancho descubierto entre Marte y Júpiter por Annibale de Gasparis el 17 de marzo de 1852, más nítida y precisa que nunca.

El 16 Psyche está compuesto de platino, hierro, níquel y oro, y según la NASA su valor monetario teniendo en cuenta los metales que contiene podría alcanzar los 10.000.000.000.000.000.000 (10.000 cuatrillones) de dólares, superando el valor de la economía mundial antes de la pandemia del coronavirus (142 billones de dólares). No tengo ni una pizca de matemático pero estoy seguro que a este cálculo le sobran ceros.

16 Psyche

Ahora toca poner la imaginación en marcha. Suponiendo, porque hay que suponer, que en el estudio sobre el asteroide 16 Psyche, que está a 470 millones de kilómetros de la Tierra,  hubiera habitantes no podrían hacer puentes o edificios como los que conocemos. El oro, tiene infinidad de aplicaciones, no solo para fabricar joyas y medallas. También en electrónica, fabricación de motores etc. y forma parte de las reservas e inversiones económicas de los países.

A pesar de ser un metal muy pesado, más de 19 Kg. por litro, es  muy blando. Es difícil imaginar la reja de una ventana de mi vivienda de oro porque no sería segura. Este pensamiento surge porque, cuando dentro de unos años, transporten todo ese oro, desde el 16 Psyche, a la Tierra el oro será más económico que el acero.

Si en la Tierra hubiera ocurrido lo mismo, que todo lo metálico hubiera sido  oro, no tendríamos puentes de cientos de metros de largo ni edificios como el Bur Khalifa de 828 mt. de altura, el más alto del mundo.

A lo mejor la mente humana, que no para, hubiera descubierto la forma, mediante mezcla de alguna materia, para que el oro se transformara en material muy fuerte, como ocurre con el hierro, que mezclado con carbón se transforma en acero.

Tengan un hermoso día.

En mi Quinta 30-03-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.